Radio Online

Escuchanos en:

E.L.I Monte Caseros Lista 18

E.L.I Monte Caseros Lista 18

SANTO TOMÉ Juez debe definir el futuro del policía cuatrero


Se trata del suboficial Cristian Rivas, quien junto a su cómplice de apellido Olivera llevaba en un auto más de 500 kilos de carne faenada ilegalmente. Es la juez de Instrucción, Sara Marina Durand, quien deberá rubricar la medida y tiene tiempo hasta hoy, ya que se inicia la feria judicial. Fuerte malestar por la connivencia de bandas y miembros de la fuerza, que podría salpicar a Santo Tomé.

Fuentes judiciales indicaron ayer que el policía que fue detenido la semana pasada en Santo Tomé con más de 500 kilos de carne faenada clandestinamente seguirá detenido en la Alcaidía local, hasta tanto la Justicia resuelva su situación procesal.
Se trata del suboficial Cristian Rivas, quien presta servicios en la Policía Rural e Islas de Alvear, pero hacía poco tiempo le había salido el pase a la Comisaría de Garruchos ante las sospechas de estar incurriendo en algún tipo de hecho ilegal.
El funcionario conducía un auto en el que transportaba gran cantidad de carne de procedencia dudosa y lo acompañaba otro sujeto de apellido Olivera, quien también permanece alojado en la Alcaidía de Santo Tomé.
Según datos revelados por voceros judiciales, ambas personas continúan detenidas y es probable que las fiestas las pasen tras las rejas. Sin embargo, la última palabra la tiene la juez del Juzgado de Instrucción, Sara Marina Durand quien debe rubricar la medida y tiene tiempo hasta hoy, ya que se inicia la feria judicial. En caso de no expedirse, la causa quedará a cargo de otro magistrado (se cree que sería la juez Sovak) que tendrá que decidir el futuro de los detenidos que están acusados de "Supuesto Abigeato".
Rivas y Olivera fueron detenidos con más de 500 kilos de carne que llevaban en el baúl de un auto Chevrolet Agile, dentro del radio urbano de la localidad de Santo Tomé. El funcionario cuatrero había dado parte de enfermo en su repartición policial de Alvear, pero en realidad habría aprovechado esos días para dedicarse a actividades clandestinas.
Según trascendidos, la detención del policía habría convulsionado los pasillos de la Policía local que no habla o no cuenta todo lo que sabe sobre este flagelo que Santo Tomé lo padece hace años de forma pronunciada y no se lo encara con el rigor que merece.
El lunes, varios productores de la ciudad de Alvear, en conjunto con la Sociedad Rural de Santo Tomé, relataron los pesares y la problemática que aqueja a esa ciudad vecina, donde dicen que la connivencia entre la Policía y estas bandas de cuatreros es explícita y también pidieron agilidad de la Justicia a la que consideraron "paralizada".
 
EX COMISARIO, 
A LA JUSTICIA
 
Otro de los hechos resonantes de abigeato fue el del ex comisario entrerriano que fue detenido después de una investigación conjunta entre la Policía de Corrientes y Entre Ríos.
Se trata de un hombre de apellido Novelli que cumplía sus funciones en San Jaime de la Frontera como comisario y se lo involucró en el robo de ganado en un campo de la Segunda Sección de Curuzú Cuatiá.
En las últimas horas trascendió que la causa fue elevada al Juzgado de Instrucción a cargo de Martín Vega, por lo que la situación del funcionario, al menos por estos días, será continuar detenido en el Priar de Curuzú Cuatiá.
Hace algunas semanas, un productor ganadero denunció el robo de más de 30 animales de su estancia La Escondida, lo que derivó en una investigación conjunta entre la Policía de Corrientes y Entre Ríos que derivó en la detención de dos personas de San Jaime de la Frontera (Entre Ríos).
El ex funcionario policial trabajaba con otros sujetos y a todos se lo vinculan al robo de ganado. Novelli fue interceptado por el Priar y la Policía entrerriana a la altura del Control Tuna, sobre la ruta 127.