Radio Online

Escuchanos en:

E.L.I Monte Caseros Lista 18

E.L.I Monte Caseros Lista 18

ULTURA Y FE El Gauchito Gil desde diferentes perspectivas


El ícono mercedeño fue desde siempre motivo de debates y disputas. La iniciativa de declararlo patrimonio cultural inmaterial plantea una nueva controversia en torno a su figura.

Semanas atrás fue noticia una iniciativa, promovida a partir de una muestra artística, que busca declarar al Gaucho Gil patrimonio cultural inmaterial. En dicho contexto, EL LIBERTADOR se comunicó con Andrea Ghilino, impulsora de la idea, quien detalló sus argumentos para obtener ese reconocimiento. Con motivo de la celebración anual en honor al santo popular correntino, este medio acudió a José Humberto Miceli, antropólogo e investigador correntino, y a Luis María Adis, párroco mercedeño, para obtener tanto la visión científica como la religiosa del fenómeno del Gauchito y su relevancia cultural.
Según explicó Ghilino, "el culto popular al Gaucho Gil es patrimonio cultural inmaterial debido a que se transmite de generación en generación, es tradicional contemporáneo, viviente, y al mismo tiempo es integrador y representativo"; yendo más allá, para ella, la leyenda merdeceña "es un ícono de la identidad nacional".
 
CIENCIA 
 
Desde una visión científica formada, Miceli plantea que el Gauchito es "el protagonista de una leyenda histórica, que refleja la idiosincrasia del gaucho correntino en un contexto histórico, asociado a valores que tienen vigencia en la sociedad contemporánea como la lucha contra la injusticia y la redención del ladrón a través de sus buenas acciones". Los valores mencionados, para el antropólogo, "son parte integral de las devociones cristianas de gran arraigo en las clases populares de Corrientes", explicó.
Para Miceli, el proyecto de declarar al Gauchito patrimonio cultural inmaterial "es una iniciativa valiosa que jerarquiza la cultura tradicional correntina y también es importante porque dada su gran expresión, que lo ha llevado a todo el país y países limítrofes, se ha convertido en un embajador de la cultura inmaterial correntina". El investigador entiende que el personaje mercedeño "forma parte esencial del cuerpo de creencias populares y, en cierta manera, es un emblema que representa a los demás gauchos santones con menos fama, pero de igual raigambre histórica que forman parte del santoral popular".
 
RELIGIÓN
 
Por otra parte, desde una perspectiva religiosa, para el padre Adis, el Gaucho Gil es "un difunto que tiene su memoria oral pero no escrita, porque no se sabe si vivió o no, o si tuvo familia"; dado que "no se conoce mucho de su historia", comentó.
Con respecto a la iniciativa de declarar al Gaucho patrimonio cultural inmaterial, el padre dijo: "No lo veo tan cultural, lo veo más religioso que cultural". Según él, el santo pagano es más significativo culturalmente para la comunidad de Mercedes que para el resto de la provincia o el país, ya que "es un patrimonio muy mercedeño", indicó. 
"Primero formó parte de la vida del mercedeño, no de los correntinos, después con el tiempo, a través de las canciones y de la publicidad que se expandió", expresó el sacerdote, quien entiende que el aspecto cultural del fenómeno del Gaucho "sería la devoción a la Cruz que representa al Gauchito como un difunto de Cristo". Reafirmando su postura, el párroco asegura que lo que sucede en torno a Antonio Gil "es un fenómeno de fe hacia el difunto, hacia la Cruz".
Vale la pena destacar que Adis, desde su posición de cura párroco de Mercedes, es uno de los principales impulsores de que la Iglesia se acerque a los peregrinos del Gauchito y los acompañe en las festividades. Incluso, el padre "Lucho", como comúnmente se lo conoce, impulsa un proyecto que busca edificar una capilla en cercanías del predio Cruz Gil (como informó en su edición de ayer EL LIBERTADOR ) para que los fieles tengan, principalmente cada 8 de enero, un lugar donde orar que no esté viciado del comercio y la falta de organización reinante en el popular predio. 
Más allá de las distintas perspectivas y los debates que susciten al respecto, es innegable el arraigo que tiene la figura del Gaucho Gil dentro de Corrientes y en distintos puntos del país. Por lo cual, logre o no el estatus de patrimonio cultural inmaterial, el mítico gaucho mercedeño continuará siendo uno de los personajes más representativos, venerados y controvertidos que tiene nuestra provincia, dentro de su territorio y a escala nacional.

Los trapitos más cotizados de la Argentina
MERCEDES. Las festividades anuales en honor al Gauchito Gil llevan siempre a cientos de miles de personas a la zona del santuario donde se lo venera y eso hace que ese lugar sea un espacio de comercio y lucro desmedido para algunos oportunistas, como los trapitos, que en la jornada de ayer cobraron sumas exorbitantes para estacionar en la banquina de la ruta.
La primera irregularidad tiene que ver con el hecho de que la banquina de la ruta es un espacio público, por lo cual no debería cobrarse por estacionar en ella. Pero no conformes con cobrar por un espacio que debería ser libre, según informó Mercedestotal.com, los trapitos cobraron entre 150 y 300 pesos por ceder el lugar a los peregrinos que acudieron al lugar con vehículos.
Las sumas mencionadas superan ampliamente las que se cobran, también de forma ilegal, en Capital Federal cuando se realizan grandes eventos deportivos y recitales. Por ejemplo, en el último superclásico el monto requerido por los trapitos porteños, en las inmediaciones del estadio Monumental de Núñez, rondaba los 100 pesos.
fuente:el libertador