Radio Online

Escuchanos en:

E.L.I Monte Caseros Lista 18

E.L.I Monte Caseros Lista 18

El escalofriante momento en el que liberan a una esclava sexual atrapada en un container


Las autoridades de Carolina del Sur mostraron cómo fue el operativo en la casa de Todd Kohlhepp, condenado por asesinar a siete personas y secuestrar y violar repetidamente a Kala Brown. La mujer fue encontrada con una cadena en el cuello. En el jardín hallaron, por ahora, tres cuerpos enterrados

Los investigadores del estado de Carolina del Sur, en Estados Unidos, divulgaron un video del momento en el que la policía libera a Kala Brown, una mujer que estuvo prisionera dos meses en los que fue repetidamente violada por su secuestrador, Todd Kohlhepp.
El rescate tuvo lugar en noviembre en la residencia del criminal de 46 años, quien se encuentra además detenido por el asesinato de siete personas, en el condado de Spartanburg. Brown estaba encadenada al cuello dentro de un macabro container en el que contaba con un colchón, una cama e incluso libros para pasar el tiempo. 
Los agentes se encontraban registrando el domicilio cuando escucharon sus gritos y abrieron las puertas metálicas, según consignó el diario británico The Daily Mail.
Kala Brown estaba encerrada en un container donde tenía una cama, comida y hasta libros. Estaba encadenada al cuello y era violada casi a diario (7th Circuit Solicitor’s Office)
Kala Brown estaba encerrada en un container donde tenía una cama, comida y hasta libros. Estaba encadenada al cuello y era violada casi a diario (7th Circuit Solicitor’s Office)
En el video se observa el momento en el que cortan la cadena de Brown y le preguntan por el paradero de su novio Charlie Carver, quien también había sido secuestrado por Kohlhepp.
"¿Charlie? Le disparó", dice tranquilamente y lanza un relato escalofriante: "Todd Kohlhepp le disparó a Charlie Carver tres veces en el pecho, lo envolvió en una lona azul, lo puso en un tractor y me encerró aquí. Nunca lo volví a ver. Él decía que estaba muerto y enterrado. Dijo que había varias cuerpos enterrados afuera".
La policía debió forzar la entrada al macabro Container donde Kohlhepp tenía a su víctima (7th Circuit Solicitor’s Office)
La policía debió forzar la entrada al macabro Container donde Kohlhepp tenía a su víctima (7th Circuit Solicitor’s Office)
Las autoridades habían encontrado ya tres cuerpos bajo tierra en la residencia de Kohlhepp antes de dar con la mujer. El asesino fue acusado en total de haber matado a siete personas y de haber secuestrado y violado a Brown casi a diario.
Las primeras muertes sucedieron en 2003 y los últimas en 2016, cuando secuestró a Carver y Brown tras tentarlos con una oferta de trabajo. Kohlhepp luego asesinó a Carver y encerró a Brown en el container.
Todd Kohlhepp se declaró culpable y aportó información en la causa, evitando la pena de muerte.Fue condenado a siete cadenas perpetuas sin libertad condicional ni posibilidad de apelación (AP)
Todd Kohlhepp se declaró culpable y aportó información en la causa, evitando la pena de muerte.Fue condenado a siete cadenas perpetuas sin libertad condicional ni posibilidad de apelación (AP)
Ya había realizado un crimen similar en 2015, cuando atrajo a una joven pareja a su casa, Johnny Joe y Meagan Coxie, asesinó al hombre y aprisionó a la mujer. Pero luego mató también a Meagan cuando ella intentó incendiar el container.
El 3 de noviembre pasado fue capturado por la policía y tras una serie de negociaciones se declaró culpable de haber matado a siete personas y violar a Brown, y aportó datos para rescatar a la mujer.
Johnny Joe y Meagan Coxie, una joven pareja que fue secuestrada y asesinada por Kohlhepp en 2015 (Facebook)
Johnny Joe y Meagan Coxie, una joven pareja que fue secuestrada y asesinada por Kohlhepp en 2015 (Facebook)
Su declaración y la información detallada que proveyó también pusieron fin a 13 años de misterio con respecto al asesinato de cuatro personas en una tienda de motocicletas en Spartanburg de 2003, que Kohlhepp se atribuyó.
Con este arreglo evitó la pena de muerte, legal en Carolina del Sur, aunque fue condenado a siete cadenas perpetuas más otros 60 años sin posibilidad de libertad condicional ni apelación.