Radio Online

Escuchanos en:

E.L.I Monte Caseros Lista 18

E.L.I Monte Caseros Lista 18

Violencia en el fútbol: agredieron a dos árbitros en Capital y Curuzú Cuatiá


NO HAY DETENIDOS
Javier Cabrera fue golpeado por el padre de uno de los jugadores al término del encuentro de un partido Sub 15. En tanto el referí Héctor Arguello, fue agredido por un arquero. Recibió un puñetazo en la cabeza y debió ser hospitalizado.


Dos árbitros de fútbol fueron agredidos a golpes en diferentes episodios en la capital correntina y en la localidad de Curuzú Cuatiá.
Javier Cabrera, fue agredido el sábado en un partido de Sub 15 (Alvear-Peñarol) que se jugaba en cancha del primero. 
“Terminó el partido y estaba en el vestuario, y un padre entró y me pegó sin decirme nada”, contó Cabrera. “Dicen que los árbitros insultamos a los chicos, y eso es una barbaridad. Estamos indefensos”, sostuvo.
“Terminado el segundo partido de categoría sub 15 el padre de un jugador, ingresó al vestuario y sin mediar palabra me propinó un golpe, estando yo en el baño. Esto ya se viene repitiendo hace bastante tiempo, molesta porque primero pasa con los jugadores en la cancha y sigue con los padres. Desde afuera se transmite la violencia y luego se traslada a la cancha”, comentó.
 “Fue un episodio confuso cuando un jugador expulsado quiso agredir a mi colega y yo ingresé como asistente para intentar separarlos. El partido continuó, y gracias a los profes se calmaron las aguas”, expresó.
Cabrera contó: “En divisiones inferiores no tenemos resguardo ni seguridad para los chicos, a veces se pelean y no hay a quién reclamarle”. 
“Nosotros no estamos para fomentar la violencia sino para dirigir y bajar las revoluciones de los jugadores. El agresor está identificado”, mantuvo.
“A pesar de lo que me pasó yo voy a seguir porque esta es una carrera hermosa, conozco a mucha gente y tengo mucho apoyo a nivel nacional, provincial y regional. Esto sólo fue una amargura grande, pero hay que seguir para adelante”, cerró el árbitro agredido.
En tanto en la ciudad de Curuzú Cuatiá, el árbitro de fútbol, Héctor Arguello, se encuentra internado.
La doctora Mónica González, directora del Hospital Fernando Irastorza de esa ciudad, informó que el árbitro agredido por un arquero en un partido de la liga local, está en buen estado, en cuidados especiales, compensado y de buen estado de ánimo. Manifestó que analizarán con el correr de las horas la posibilidad de pasarlo a sala común.    
“El señor Arguello está muy bien, en la unidad de cuidados especiales, compensado, estuve conversando con él, más allá del hecho aberrante que le ocurrió”, contó la médica a Radio Dos
 “Tienen una fisura en la cabeza, en la parte posterior, pero no es de gravedad. No le pregunté detalles de la agresión. Está con un excelente ánimo. Creo que sería prematuro hablar de secuelas, veremos según cómo se den las evaluaciones si se lo pasa a sala”, manifestó.
 “Para controlarlo mejor, hasta que se aclare el panorama nada más, está en una unidad especial de terapia, pero en las próximas horas podrían pasarlo a sala común”, expresó la doctora González.
El caso
Isidro Moscarella del Colegio de Arbitros de Curuzú comentó detalles de cómo sucedió la agresión: “El árbitro cobra penal y expulsa al arquero y este de atrás le pega, en la cabeza, fue un golpe certero, y el árbitro golpea la parte de la nuca en al suelo”.
“No lo vio, mientras estaba anotando en la tarjeta la expulsión le pega de atrás”, detalló.
“De esta naturaleza hace más de 15 años que no pasa, a pesar de todo la gente se comporta bien, y los jugadores también en Curuzú. Tengo entendido que el agresor está detenido en la alcaidía local y que hoy tenía que hablar con el juez”, indicó.
 “La Liga está acompañándolo y los colegas están todos dolidos, se suspendió la jornada de ayer y hoy”, afirmó.